Residuos del café para los zapatos riojanos

La investigadora Isabel Martínez realizando las pruebas en el laboratorio./Sonia Tercero
La investigadora Isabel Martínez realizando las pruebas en el laboratorio. / Sonia Tercero

El CTCR lanzará al mercado en junio sus zapatos para Natural World, que contarán con propiedades aromáticas y antimicrobianas y un menor impacto medioambiental gracias a la introducción de posos de café en suelas y entresuelas

TANIA NASTASELOGROÑO.

«Economía circular» es un concepto que está muy de moda, y gracias al Centro Tecnológico del Calzado de la Rioja (CTCR), aterriza también en una prenda tan común como son los zapatos. Esto ocurre debido a la introducción de posos de café en las suelas y entresuelas.

El proyecto Coffee Ground Shoes, desarrollado por el CTCR para la empresa riojana Natural World y en el que llevan trabajando dos años, le ofrece una segunda vida útil a este residuo que tanto se genera en España y que, de lo contrario, terminaría en vertedero. De esta forma, aprovechan sus capacidades aromáticas y antimicrobianas, además de ayudar a la disminución del cambio climático. «Trabajar con residuos que van a vertedero y tienen un impacto medioambiental es un objetivo para nosotros, y estudiar las posibilidades que la innovación y la tecnología conllevan con respecto a la revalorización de esos residuos es un reto», explica Maribel Martínez, una de las investigadoras del centro que está contribuyendo a la realización de este tipo de calzado. «Y que los resultados estén siendo tan satisfactorios como en este caso -añade-, a nivel personal es un resultado muy bueno»,

Según revela la investigadora y el gerente del centro Javier Oñate, todo avanza con éxito y la salida al mercado se efectuará en junio.

Datos CTCR 82018)

-Fundación. 2007.

-Personal. 25 personas.

-Socios. 111 empresas.

-Proyectos. 30: 6 europeos y 24 regionales.

-Propuestas presentadas a falta de resolción. 42: 9 regionales, 4 nacionales, 24 europeas y 5 internacionales (incremento del 40% respecto a 2017).

-Industria 4.0. Área de maypr interés, con una inversión anual de 1,1 millones de euros.

-Servicios formación. 482 personas,154 empresas y 2.590 horas entre cursos, eventos, jornadas, online, etc.

-Servicios laboratorios. 2.850 enayos.

Actualmente están llevando a cabo tareas de formulación de las mezclas con diferentes materiales: «hemos introducido ya los pasos de café en caucho con diferentes porcentajes, hemos testado este nuevo material en cuanto a propiedades físicomecánicas y hemos encontrado la proporción de residuo óptimo para que el material no pierda estas propiedades», explica Martínez.

Desde el CTCR también están realizando ensayos para saber que ese poso de café otorga un valor añadido de actividad antibacteriana a las suelas. En suma, solo les falta por realizar las pruebas industriales en la fábrica de Natural World para la fabricación de prototipos.

Martínez señala que la innovación del centro es la aplicación de este residuo a este tipo de materiales -suela y entresuela- y testarlo a nivel industrial. Según apunta, este calzado tiene las mismas características, propiedades y calidad que cualquier otro, pero incorpora un residuo que le aporta valor añadido.

«La sostenibilidad se está convirtiendo en uno de los factores más importantes» Javier Oñate Gerente CTCR

Por su parte, la biotecnología la aplican a través de los ensayos antibacterianos. En estos, según indica, ponen en contacto las bacterias con el material más el café, y evalúan a las 24 horas: si no hay crecimiento de las materias se puede decir que el material muestra actividad antibacteriana.

La recogida y la caracterización del residuo que hicieron en las primeras fases les permitieron seleccionar para el resto de fases de mezclado los dos más apropiados entre los cinco posos de café que recogieron en las cafeterías y testaron.

Las pruebas en las que el café se introduce en el caucho han sido satisfactorias, puesto que «no hay una pérdida de propiedades de la suela como es la abrasión o la dureza, incluso hay valores de desgarro de la futura suela con café que son mejores, lo que hace posible que se hagan las pruebas de industrialización que vamos a hacer después», asegura la investigadora.

«Hay valores de desgarro de la futura suela con café que son incluso mejores» Maribel Martínez Investigadora CTCR

Como no podía ser menos, también está contemplado el impacto medioambiental que va a tener dicho calzado. Para ello, se realizará un análisis de ciclo de vida que permitirá saber el impacto que tiene un calzado que no incorpora residuos de ningún tipo, al que tiene el zapato con residuos o parte de sus materiales son sostenibles.

Como afirma Oñate, esto es relevante porque «la sostenibilidad se está convirtiendo en unos de los factores más importantes para las empresas, aunque no es el primero».